zoraya (Member)

REGISTERED:05/13/2016
COMMENTS POSTED:0
MIXES CREATED:0

Videos Porno Gratis

No pude decir que no porque la putita chupaba como una diosa. Me la llenaba de saliva caliente y recorría con su lengua todo mi tronco, se detenía jugando con mis huevos que se escurrían dentro de su boca y la excitación me llevó a no poder negar la invitación. Si bien había eyaculado cinco minutos antes el placer que sentía de esa boca haciendo desaparecer mi verga me estaba poniendo en llamas otra vez. El marido se acercó y empezó a sobarle las tetas y luego a morderlas.

Ella empezó a jadear con mi verga dentro de su boca que ahora no solo recibía esa saliva magistralmente usada sino que también su hálito caliente me la envolvía. Toda la escena me estaba calentando y enseguida el marido empezó a chupar el culo que la puta tenía empinado mientras me chupaba la verga. No se si le habrá metido dedos o que pero la puta parecía esta gozando como loca pues no dejaba de jadear, de darme ese aliento caliente y de apretar con sus labios y su lengua cada vez mas mi mojada pija que ya iba tomando forma. Enseguida vi al tipo ponerse en posición para penetrarla. Ella movía el culo de acá para allá y mi verga se bailoteaba en el mismo sentido y de arriba hacia abajo. Estaba volviéndome loco con todos los movimientos y con esa lengua gloriosa cuando el oso se la metió de un golpe. Creo que mi verga debe haberle llegado hasta la garganta porque la vi desaparecer casi hasta los huevos. Cuando el tipo empujaba fuerte ella se comía mi verga llevándome a sentir un placer desquiciado que ya se sentía en mi pija cada vez mas dura.

El oso siguió metiendo y sacando, se la sacaba toda y después la volvía a meter y mi verga a recibir su porción de lengua y saliva. Me tocaba los huevos y así estuvimos unos veinte minutos, con esas entradas y salidas de todos lados que lograron volverme loco. Ahora el tipo le apuntaba al orto y la verga me dio un respingo cuando se la enterró con bastante prisa. Me la chupó tan fuerte que sentí venirme y me aparté para tocarle las tetas mientras el tipo la seguía bombeando por el culo sin piedad. Me acerqué de morboso para ver como desaparecía esa pija en su orto y no hice mas que calentarme al extremo. Le siguió dando con todo, el tipo tenía un aguante de puta madre y le toqué el clítoris y en la concha le metí dedos que no tuve necesidad de mover mucho porque el oso lograba bailotear a la putita como si fuera una gelatina.

Lo escuché venirse al tipo mientras ella hacía rato que gemía y jadeaba como posesa. Enseguida se la metí en el culo que estaba bien abierto y lubricado. Fue glorioso sentir como aquel ano me apretaba la verga y como el semen caliente me la recubría. Me sentía descontrolado, la bombeé una y otra vez, sin piedad, ella gritaba y yo, en cada grito, apretaba sus nalgas calientes y duras. Como loco la atraje hacia mi y apoyé mi torso sobre su espalda, sentí que se me rompía la verga y el culo de ella, pero aquello me generó tal excitación que la traqueteé con fuerza. Ella se quejaba mientras la penetraba y le apretaba los pezones a los que retorcí si piedad y sin descanso.

El oso estaba parado justo enfrente de ella y le decía cosas como: "gozá puta que me gusta verte como gozás con otra verga", "te tienen bien ensartada, eh?". Mientras le decía eso le tocaba el clítoris y metía sus dedos en la vagina. Supongo que tendría metidos por lo menos cuatro dedos porque se había reducido bastante el espacio para mi propia verga. Yo estaba calentísimo, sacado, la bombeaba como un animal y jadeaba exasperado. Me sentí venir y le di mas fuerte. Ella casi gritaba y la sentí acabar cuando su cuerpo completamente tenso comenzó a laxarse. Al rato me vine dentro de ella en unos últimos empujes furiosos. Saque mi verga flácida de su culo y me dejé caer completamente exhausto. El oso se sentó en el suelo y acurrucó a la putita que parecía desmayada. Cuando me recuperé salí de ahí y dije gracias; ellos ni siquiera se tomaron la molestia de responderme.

Este no fue mi primer trío pero sí el mas inesperado y salvaje. Cierta vez me decidí a repetir la experiencia y fui hasta el depto. Me recibieron pero los dos, abrazados, me dijeron que ya no tenía ninguna gracia, pues ellos solo disfrutaban si la minita traía algún desconocido de la calle. Pegué la vuelta cerrada y frustrado volví a casa.

videos xxxpeliculas pornoviejas follandopornostarsamas de casa follandoasiaticasborrachasbukkakeporno casadascasting pornomorritascorridas en la caracreampieculonasdoble penetracionembarazadas follandoenanasfamosas pornofetichismofistingfolladasfotos xxxgangbanggarganta profundaporno gaygloryholegordasvideos hentaivideos incestojovencitas follandolatinas pornolesbianasputasmadurasmamadasmasajesmasturbacioneslluvia doradamorochasnegras follando

» VIEW ALLzoraya's Favorites

zoraya's Wall